La preparación de alimentos conlleva la responsabilidad de tirar adecuadamente los sobrantes, principalmente para evitar daños en los fregaderos y posteriormente en las tuberías del drenaje.



En una casa el tráfico de preparación de alimentos es menor en comparación con algún restaurante o café pequeño, donde deben contar con una trampa de grasa en el interior, lo cual no significa un gran problema.



Pero si hablamos de restaurantes más grandes y cocinas comerciales, requieren sistemas de mayor tamaño que no siempre caben dentro del propio inmueble. La función de una trampa es separar la grasa y los aceites de las aguas residuales, hasta dejar que se enfríen.



Cuando la grasa y los aceites se hayan enfriado a la temperatura ambiente de la habitación, terminarán flotando a la parte superior de la trampa de grasa.



Por el contrario, los desperdicios sólidos que se encuentran en las aguas residuales terminarán por hundirse al ser más pesados. Al final, el líquido sobrante podrá desalojarse por el drenaje de la ciudad.



En Dreal Drenajes y Alcantarillado nos ponemos a tus órdenes para darle un mantenimiento periódico a tus trampas de grasa, con la finalidad de que siempre filtren en forma óptima los desechos alimenticios.